13 Famosas que no consiguieron diseñadores por su talla

13 Famosas que no consiguieron diseñadores por su talla

El hecho de que estén nominadas para un Oscar, Emmy, Grammy o simplemente porque ocupen los titulares de revistas de todo el mundo no significa que las celebridades no tengan dificultades para encontrar diseñadores que las vistan. Ya sea por la forma de su cuerpo, el tamaño, raza o la supuesta “imagen”, muchas de ellas han luchado contra la industria de la moda para tener un vestido que lucir en la alfombra roja.

Estas son 13 famosas que hablaron sobre la discriminación que sufrieron por las altas firmas de moda, cuando querían un atuendo para los eventos especiales.

1. Bebe Rexha

La cantante Bebe Rexha luciendo un vestido rojo en la alfombra roja de los Grammys 2019

Parece que una nominación al Grammy no fue suficiente para que la cantante recibiera el atuendo perfecto para la alfombra roja. En Twitter comentó: “hice que mi equipo golpeara puertas de muchos diseñadores y muchos de ellos no quisieron vestirme porque soy demasiado grande”. Al final la cantante tuvo su atuendo de diseñador, pero debió pasar esa situación para que le prestaran atención.

2. Leslie Jones

La actriz Leslie Jones luciendo un vestido del diseñador Christian Siriano en la premiere de Ghostbusters

La actriz no lo ha tenido fácil para encontrar diseñadores, pues cuando promocionaba la cinta Ghostbusters tuiteó: “es muy divertido que no haya diseñadores que quieran ayudarme con un vestido”. Pero les dio una lección cuando el reconocido diseñador Christian Siriano creó el perfecto vestido en color rojo.

3. Ashley Graham

La modelo Ashley Graham luciendo un vestido gris en la alfombra roja de Vanity Fair 2019

Podría ser muy impresionante que hasta una modelo tenga dificultad para encontrar atuendos perfectos; este fue el caso de Ashley cuando salió en la portada de British Vogue. La editora en jefe confesó que muchas marcas “se negaron rotundamente” a prestarle ropa a la modelo porque estaba fuera del “rango de muestra” de la belleza.

4. Melissa McCarthy

La actriz Melissa McCarthy luciendo un vestido de flores amarillas para la premiere Ghostbusters

Aunque estés nominada al Óscar las firmas importantes se negarán a vestirte. Así lo comprobó la actriz en el 2012, cuando llegó con las manos vacías para el importante evento: hasta seis firmas la habían rechazado. Pero esto fue lo mejor que le pudo pasar pues para los Emmy 2011 ella diseñó su propio vestido, lo que la llevó a crear su línea de ropa. “Cuando superas la talla 12 no pierdes tu amor por la moda”, dijo.

5. Beyoncé

La cantante Beyoncé luciendo un vestido negro en la alfombra roja de los Grammys

Aunque te sea difícil de creer, a la famosa cantante le negaron atuendos a principios de la década de los 2000; su madre tuvo que confeccionar gran parte de sus vestuarios. “Cuando estábamos empezando en Destiny’s Child los diseñadores no querían vestir a tres chicas de campo, de color y con curvas”, explicó. Hoy Beyoncé es tan famosa que son los diseñadores los que pagan para que ella lleve sus creaciones.

6. Aidy Bryant

La actriz Aidy Bryant luciendo un vestido rosa en la alfombra de los Emmy

La estrella estuvo encantada de obtener un vestido Eloquii personalizado para los Emmy después de años de “mendigar” a los diseñadores que “parecieran no estar diseñados para la madre de la novia”, dijo a la revista People Style. “¡Soy joven, soy genial y quiero ponerme ropa fresca!”.

7. Octavia Spencer

La actriz Octavia Spencer luciendo un vestido azul en la alfombra roja de los Oscar 2019

A pesar de haber sido nominada al Oscar por The Help en el 2012, la actriz luchó por encontrar el atuendo adecuado; explicó que ser una chica baja y gordita no le ayudaba a encontrar vestidos fácilmente. “No hay diseñadores que vengan a mí”.

8. Christina Hendricks

Christina Hendricks luciendo un vestido color lila para una alfombra roja

Cuando triunfó en escena con la serie Mad Men, todos celebraban sus curvas menos los diseñadores de la alfombra roja. “Nos encanta Mad Men, nos encantas, pero no te haremos un vestido”, explicó Hendricks a Glamour. Además, criticó severamente que los vestidos solo estén disponibles para chicas tallas cero a dos.

9. Kim Kardashian

Kim Kardashian luciendo un crop top y falda blancos en la alfombra roja de MTV

¿Quién diría que a una de las hermanas de la dinastía Kardashian le costaría encontrar diseñador? Así lo confesó Nicola Formichetti, un estilista con el que trabajó. Más que por su talla, los diseñadores la han rechazado por su excéntrica manera de vestir.

10. Jennifer Hudson

La cantante y actriz Jennifer Hudson luciendo un vestido blanco en la alfombra roja de los Met Gala

Después de perder 36 kilos en 2010, la cantante se sorprendió al descubrir lo diferente que ahora era su experiencia en las alfombras rojas. “No tenía idea de lo que me estaba perdiendo. Es como un mundo completamente diferente. De repente todos los diseñadores quieren vestirte”.

11. Rachel Bloom

La actriz Rachel Bloom luciendo un vestido Gucci en la alfombra roja de los Emmy

La estrella de la serie Crazy Ex-Girlfriend reveló que ella compró su vestido Gucci para los Emmy 2017 después de que la marca se negó a vestirla. “Es difícil conseguir lugares que quieran vestirme porque no soy talla cero, pero también puedo pagarlo, así que está bien”, dijo a E! 

12. Dascha Polanco

La actriz Dascha Polanco luciendo un vestido blanco en una alfombra roja

A la actriz de Orange Is the New Black parece no importarle que los diseñadores no la tomen en cuenta. “No voy a esperar que decidan vestirme. Soy yo quien elige qué ropa llevar. Estoy rompiendo el molde. No soy talla cero, y aun así tengo muy buen aspecto utilizando una talla ocho”. Un pensamiento que merece ser aplaudido.

13. Amber Riley

La actriz y cantante Amber Riley luciendo un crop top negro y una falda de flores en una alfombra roja

En 2015 la estrella tuiteó su apoyo a la bloguera Gabi Fresh, después de que se despidiera de Twitter por la falta de opciones de ropa para mujeres de talla grande. Riley enfatizó que hay muy pocas tiendas que ofrezcan opciones disponibles y elegantes, por ello las celebridades de talla grande se arriesgan a llevar el mismo vestido.